Tuesday, September 19, 2006

Ellas aman, ellas sufren


Dice que es feliz, aunque el miedo le hiele las venas cuando él levanta la mano, otra vez. Alicia tiene 24 años, dos hijos, un marido, casa propia y una resistencia todo terreno a los golpes que, de cuando en cuando, le hacen recordar que la vida no es perfecta. No tiene la intención de cambiar su presente, tacha de envidiosos a quienes le aconsejan huir, cree que su amor es más fuerte, siente que su hogar lo merece. Por eso, Alicia oculta los moretones de su cuerpo y su rostro a los demás, por eso escucha y acepta las disculpas de su agresor.

Cada episodio se sella con una oleada de pasión que termina por enterrar sus dolores. Vuelve a sonreir. Cuando alguien pregunta por qué lo hace, ella dice, con una sonrisa más tenebrosa que triste, que el matrimonio es una lucha constante. Eso lo aprendió de su madre.

Sufrir es un deporte nacional, puede más que el fútbol, y lo mejor de todo es que en esto si somos buenos. Las mujeres llevan la batuta heredando una especie de gen que encierra el masoquismo. Los estudios lo demuestran: las mujeres cuyas madres fueron maltratadas por los padres tienen el doble de violencia doméstica. (Profiling Domestic Violence 2004).

Hay muchas razones por las que ellas se sienten atadas a sus agresores (la dependencia económica, el miedo, la comodidad, etc) y eso es, hasta cierto punto, discutible. Lo que sí resulta increíble es entender a aquellas que se niegan a dejar su estado porque aman y se sienten amadas. ¿Por qué para algunas mujeres amar y sufrir son harina del mismo costal? ¿Cuántas Alicias pululan por estas calles?

Leyenda: La violencia y la poca autoestima se fusionan para hacer un coctel con olor a tragedia. Foto: Internet.

9 Comments:

Blogger Pripilas said...

Interesante post. Es increible la cantidad de casos de violencia familiar, y es mas increible aun la actitud de las mujeres que por miedo o por "amor" siguen aguantando a esos desgraciados. Es algo que no entenderé jamás.

9/19/2006 7:55 PM  
Blogger Chalo said...

A veces uno no sabes si es que sus observaciones son correctas. A veces esas personas parecen realmente felices. Alguna vez en Huancayo vi una situación donde, una mujer que era pegada en la calle por el esposo, cuando vino la policia a detener al sujeto, ella se abalanzó donde el polícia y con uñas y dientes lo atacó defendiendo a su agresor. A veces dan ganas de simplemente asumir y no entender.

9/20/2006 1:13 PM  
Blogger Amatista said...

Es una de las tantas situaciones que se ven todos los días, muchos casos terminan en las páginas policiales, parece ser una estirpe psicológica que se repite siempre. Lo peor de todo es que no quieren ser ayudadas.

9/22/2006 11:10 AM  
Blogger KARMILA said...

Desgraciadamente existen millones de Alicias en todo el mundo.

No todas sufren el la violencia fisica, pero sufren la violencia spicología que es peor¡¡ Porque esa si te deja huellas y marcas muy profundas y son tantas y tan variadas que muchas veces se confunden y te confunden.

No hay palabras para esto, simplemente creo que cualquier tipo de violencia es terrible y se da en "Alicas y Alicios", "Mujeres, hombres, gay`s etc".

La violencia no es nada más que impotencia, inconformidad etc.

Muy buen post, ojala mucha gente venga a tu blog porque es muy necesario hablar de estos temas.

Besos¡¡

9/23/2006 8:43 AM  
Blogger Angélica Camacho said...

Pripilas: Será poca autoestima o que se yo pero oir estos casos me ponen mal.

Chalo: El colmo, es como una dependencia absoluta a la droga que carcome sus dias.

Amatista: A las páginas policiales llegan cuando ya se ha convertido en tragedia. Imagino cuantos casos se están incubando ahora mismo.

Karmila: Tienes razón, es necesario precisar que la violencia (en todas sus formas) no se limita al género femenino, aunque también es cierto que siguen siendo las más vulnerables por "n" razones.
Se agradece tu visita.

9/23/2006 4:24 PM  
Blogger Acerina said...

¡Impresionante!

La atadura más grande que las mujeres maltratadas tienen hacia la persona que las maltrata es sicológica. Llega un punto en que están convencidas que son ellas quienes provocan la ira del agresor y que hasta la merecen...

Es terrible, la autoestima cada vez más baja, y chiquitos en casa que se ven afectados por todo lo que pasa y que, muchas veces, también son física, sicológica y hasta sexualmente abusados.

Es demasiado profundo el tema, y demasiado extendido el mal...

Tremendo post!!!

Un abrazo desde Venezuela...

10/01/2006 7:48 AM  
Blogger Angélica Camacho said...

Acerina: Cuando involucra a los niños el tema se torna sencillamente espeluznante. Me pregunto cómo pueden ser tan ciegas.
Gracias por tu visita!

10/01/2006 11:11 PM  
Blogger Dragón del 96 said...

Hola Angelica:

Que interesante relato, aunque debería agregar como este comportamiento se extiende a otros niveles. Lo que hace la baja autoestima.

Slaudos.

10/20/2006 4:26 PM  
Blogger Angélica Camacho said...

Dragón: No se salvan ni las de arriba ni las de abajo. Una lástima que no se quieran un poquito más.

10/21/2006 8:45 PM  

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home